¿LA MANIFESTACIÓN DE LOS MARGINALES O MARGINADOS?

Qué tienen que perder jóvenes -urbanos o rurales- que no tienen posibilidad de estudiar, menos de trabajar y mucho menos soñar con tener una vida digna para ellos y ellas, sus familias o constituir su propia familia. Estas personas son muchas de las hoy llamadas “vándalos” que están en las calles saliendo a gritar con el dolor de la indignación, de la desesperanza, con el odio y la rabia que produce el no tener nada mientras unos pocos lo tienen todo; por eso, esta representación de la juventud actual del país, está dispuesta a dar la vida si es el caso.

Este es el sentir que identifico en muchos de los y las jóvenes manifestantes y para quienes no es suficiente el diálogo político o el llamado a las mesas de diálogo, allí no se sienten representados y representadas, pues sienten que ya fueron condenados y condenadas a un futuro de pobreza, miseria y exclusión.

Es un llamado a la sociedad y su conjunto para que miremos lo que está produciendo el modelo de economía, de política y de distribución de la riqueza… Mientras las brechas de desigualdad sigan creciendo como lo muestran las odiosas últimas cifras del DANE, también seguirá creciendo el odio y la desesperanza entre las futuras generaciones.

Intentemos recomponer el camino para que, si no salvamos esta generación de jóvenes, por lo menos no condenemos a la siguiente.

Redacción

Erminsu Iván David Pabón

Fotografía

Pedro Antonio Ojeda Pinta

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Noticias Recientes