Blog

EL SABOR Y EL SABER CAMPESINO, UNA RESPONSABILIDAD INTERGENERACIONAL

El pasado 22 de septiembre de 2018, en el corregimiento de Miraflores (Municipio de Buga – Valle del Cauca) se llevó a cabo el “II Encuentro de Sabores, Saberes, Productos y Semillas”. El evento organizado por la Red de Mercados Agroecológicos del Valle del Cauca y la Asociación de Productores de Frutas de la Zona Media – Asoprofrum, tuvo como propósito aportar a la construcción de paz a través de la visibilización y valoración de las experiencias de varias organizaciones campesinas dedicadas a las labores propias de la ruralidad. El encuentro contó con la participación de 77 personas (40 mujeres y 37 hombres), integrantes de organizaciones campesinas de los municipios de Buga, Ginebra y Florida, así como representantes de la Alcaldía de Buga.

Durante el evento se destacó la presencia de 34 jóvenes rurales de los municipios de Buga y Florida que se encuentran vinculados al proyecto “Emprendimientos Juveniles Rurales, Nuevas Identidades y Paz Territorial”; financiado por la Unión Europea y ejecutado por tres centros sociales de la Compañía de Jesús: el Instituto Mayor Campesino – IMCA, el Centro de Investigación y Educación Popular – CINEP/Programa por la Paz, y el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS Colombia); quienes en el marco de este encuentro compartieron sus experiencias en torno a sus emprendimientos económico-productivos de carácter agroecológico.La dinámica del encuentro tuvo aspectos y momentos simbólicos, por ejemplo un mándala elaborado con semillas nativas, cuya interpretación para las personas participantes estuvo relacionado con la representación de los alimentos, la seguridad y soberanía alimentaria, la naturaleza, la identidad, la cultura, el arraigo a la tierra, el conocimiento ancestral y las diferentes formas de vida. “El símbolo representa la unidad, pues cada persona aportamos las semillas de nuestras fincas, evidenciando que estamos trabajando por los mismos objetivos, uno de ellos el cuidado de las semillas nativas“, afirmó Luisa Hernández, joven rural y presidenta de Asoprofrum.

Entre las actividades claves del encuentro estuvo el intercambio de productos alimenticios preparados a partir de recetas tradicionales de la cocina campesina, donde a partir del conocimiento ancestral se fomenta la recuperación y uso de productos como el chachafruto, el sagú, la bellota de plátano, la arracacha, el bore, entre otros. Asimismo en el marco del evento se realizó un circuito por los stands de las organizaciones participantes, donde se conocieron los resultados de sus experiencias económico-productivas; finalizando con la realización de un trueque entre algunas de ellas.

Este tipo de eventos me ayuda a fomentar la educación ambiental y la soberanía alimentaria. De la misma manera comprendí la importancia de trabajar en equipo, más que todo para darme cuenta de lo que es realmente la lucha y la generación de condiciones para disfrutar de un mundo mejor. Todo esto me brinda pautas para generar procesos y realmente reproducir los aspectos relacionados con la agricultura agroecológica y generar consciencia al respecto”, aseveró Juanita Paz, joven rural del Municipio de Buga.

Redacción

Pedro Antonio Ojeda Pinta

Share it on

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

¿COMO VINCULARTE Y SER PARTE DE NUESTRO PROCESO?