ACCIONES POR LA GESTIÓN COMUNITARIA DEL AGUA, UNA PROPUESTA INTEGRAL Y ARTICULADORA

El Proceso de Fortalecimiento de la Gestión Comunitaria del Agua desarrollado desde el año 2006 por el Instituto Mayor Campesino – IMCA, en asocio con la Federación de Acueductos Comunitarios del Valle del Cauca – FECOSER, sigue dando pasos importantes en diferentes territorios y a través de dinámicas que contribuyen en la articulación de esfuerzos de diferentes actores sociales e institucionales que comparten rutas de acción y trabajan por la mejora del servicio de acueducto en las zonas rurales, en pro de aportar en la garantía del Derecho Humano al Agua.

En ese sentido, el pasado 19 de julio de 2021, en el corregimiento de San Salvador – Municipio de Restrepo, se dio inicio al “Diplomado en Gestión Comunitaria del Agua” para usuarios y usuarias del acueducto de este territorio rural; proceso que se replicará en el Acueducto Comunitario de Potrerillo – ACUAPOT (Restrepo) y el Acueducto Comunitario de Patio Bonito (municipio de Ginebra). Este diplomado que será certificado por la Pontificia Universidad Javeriana Cali, hace parte de las acciones que ejecuta el IMCA en el marco del proyecto “Agua para la Paz”, financiado por el Ayuntamiento de Vitoria y que cuenta con el apoyo de la organización jesuita ALBOAN, las Alcaldías de los municipios de Restrepo y Ginebra, así como algunos aportes del CCFD de Francia y la DKA de Austria, quienes tradicionalmente y desde hace más de una década han apoyado el proceso regional con acueductos comunitarios rurales.

La primera sesión del diplomado tuvo como propósitos: Conocer la importancia del agua, su concepto integral y su ciclo; reconocer los ecosistemas estratégicos e identificar aquellos que se encuentran presentes en el territorio. En el corregimiento de San Salvador, se contó con la participación de 28 personas, la mayoría de ellas mujeres, quienes tuvieron la oportunidad de compartir sus expectativas en torno al diplomado; luego, se dinamizó un momento de preparación que aporta al crecimiento personal. Posteriormente, a través de metodologías teórico-prácticas, donde se resaltó la participación individual y colectiva a partir de sus propias experiencias, fueron apropiando los conocimientos en torno a las diferentes temáticas abordadas.

La sesión de diplomado se complementó con un taller sobre técnicas y recomendaciones para la grabación de vídeos y toma de fotografías con el uso del celular, herramienta que será clave para el desarrollo de los trabajos en grupo, con los cuales se espera recopilar información de la dinámica en torno al agua y su gestión integral en el territorio. Por su parte, en los territorios de Potrerillo y Patio Bonito, este mismo proceso de fortalecimiento de capacidades iniciará en el mes de agosto y septiembre respectivamente, considerando la dinámica propia del proyecto en mención.

Asimismo, el pasado 24 de julio, en el municipio de Trujillo, se llevó a cabo una asamblea convocada por la Asociación de Acueductos Comunitarios de Trujillo (ASOTRUJIAGUAS). Este evento contó con la moderación de un profesional del IMCA. A este importante evento asistieron las diferentes dependencias de la Administración Municipal encabezada por el alcalde; así como representantes del Concejo Municipal, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca – CVC, FECOSER, y los acueductos asociados a ASOTRUJIAGUAS.

Durante la asamblea, se dio a conocer la expectativa de un trabajo articulado entre la Alcaldía y ASOTRUJIAGUAS; se presentaron las peticiones por parte de la comunidad y se ratificaron los problemas que afrontan los acueductos comunitarios. En consecuencia, la Administración Municipal en cabeza del alcalde y el director de Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria – UMATA, expresaron su voluntad y compromiso para aunar esfuerzos y recursos conjuntamente con ASOTRUJIAGUAS; para lo cual, se anunció la firma del “Pacto por el Recurso Hídrico”, iniciativa que permitirá hacer frente a las problemáticas que padecen los acueductos comunitarios de Trujillo.

Desde el IMCA y FECOSER, se celebra el desarrollo de este tipo de iniciativas que fortalecen capacidades e involucran el compromiso de los diferentes actores relacionados con el sector, pues es una certeza que el trabajo articulado, es la mejor manera de solucionar los problemas que se presentan dentro de las comunidades rurales en torno al derecho humano al agua, buscando el fortalecimiento de la gestión comunitaria y el bienestar de la población.

Redacción

Pedro Antonio Ojeda Pinta

Compartir en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Noticias Recientes